Reforma tu casa y mejora el estilo de tu salón

Si vas a hacer una reforma de tu casa o al menos de la zona del salón al final te encontrarás con una habitación totalmente renovada y bonita. Tal vez un buen suelo de madera, unas paredes con un bonito papel decorado y, tal vez, más espacio al haber ampliado hacia la terraza.

Si tu salón ya no es el mismo, sino que ha mejorado mucho es el momento de conseguir que mejore al cien por cien con un cambio de imagen radical. Olvídate de tus viejos muebles y transforma por completo el espacio consiguiendo un salón de revista, pero a tu manera y a la medida de tu familia.

Comienza por Comprar sillones de diseño que sean elegantes pero que a la vez resulten muy funcionales. Deben tener espacio para toda tu familia, pero no es imprescindible optar por los hasta ahora siempre presentes sofás chaise longue. Si sois varios en casa seguramente te resulte más cómodo contar con dos sofás de dos plazas o un tres más dos. De esta manera todos tendréis un espacio cómodo, con respaldo y con suficiente amplitud.

Para los colores del sofá la recomendación es evitar los blancos, demasiado sucios y jugar con tonos más sufridos. Están muy de moda los colores pastel, pero si te decides por ellos entonces la recomendación es que el sofá pueda desenfundarse para mantenerlo limpio fácilmente.

Al sillón tienes que unirle una bonita mesa de centro y un mueble de televisión a juego. La tendencia hasta ahora eran los muebles lacados, pero están comenzando a volver a pegar muy fuerte los muebles de madera oscura, incluso los que son casi negros. No confundas esto con la vuelta de los muebles clásicos porque las formas son totalmente diferentes, pero sí que se llevan los colores como la caoba que estaban totalmente fuera de la mayoría de los catálogos.

Tras esto, llega el momento de elegir textiles y aquí tendrás que comenzar por los más importantes, la alfombra y las cortinas. Escoge tonos neutros y elegantes para que combinen con el sofá y para que el resultado sea agradable y bonito. Por último, nos quedarían los cojines, que pueden dar el toque de color y de desenfado al sofá, por ejemplo, con un estilo ligeramente bohemio o con un original toque étnico que le de al salón mucha personalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *