LAS MOLESTIAS DE CAMINAR DEMASIADO

Años de comer y comer lo que me ha dado la gana ya me está pasando factura y creo que ha llegado el momento de ir pensando en hacerme una liposucción muslos y barriga. En la barriga me hace bastante falta pero donde más sufro mi exceso de grasa es en los muslos porque cuando camino demasiado me salen rozaduras de frotar muslo contra muslo y es algo que no le recomiendo a nadie porque es bastante doloroso y molesto y me impide hacer algunas cosa que me gustaría hacer en mi vida cotidiana. Por ahora para combatir esta clase de rozaduras he encontrado una crema que me va muy bien, me la pongo por la noche antes de ir a dormir y cuando me despierto por la mañana ya casi no tengo nada y lo más importante es que ya no me duele al caminar. Pero la crema no es una solución lo suficientemente satisfactoria, es solo una solución temporal.

 

Durante estos días que estoy saliendo a caminar bastante tiempo, este problema me a vuelto a condicionar mis paseos, porque si paseo demasiado tiempo las rozaduras me vuelven a doler bastante y hace que tenga que dar un paseo bastante más corto de lo que a mi me hubiera gustado. El principal problema para poder hacerme la liposucción en los muslos es la falta de dinero que estoy sufriendo en los últimos tiempos, si tuviese el dinero necesario y no me hiciese falta para otras cosas más importantes me la haría con los ojos cerrados pero los tiempos no es que estén acompañando. Y me parece que voy a tener que esperar durante bastante tiempo para poder llegar a hacerme una liposucción.

 

Por lo que me han comentado mis amigos no soy el único que sufro esta clase de rozaduras y eso es algo que me tranquiliza un poco, porque en mi pandilla nadie había dicho nada hasta que se lo comenté yo. Pero con la gente que está por encima de su peso ideal me parece que es un problema mucho más frecuente de lo yo esperaba, para mi alivio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *