UNOS PEQUEÑOS ARREGLOS HACEN MUCHO

No hace mucho tiempo cuando iba para casa de uno de mis amigos, me encontré por casualidad unos estores verticales que parecía que todavía se podían reutilizar y no estaba equivocado. Los cogí y me los llevé para el piso de mi amigo, pero no podía usarlos directamente. Había que hacer unas cuantas modificaciones para que no quedasen demasiado grandes y molestasen más que ayudar. Pero por fortuna, ya he conseguido modificarlos de manera suficiente para que nos hagan la labor que queremos. Mayormente los queremos para poder usarlos por la noche, ya que la habitación en donde solemos ver la televisión da a un patio interior y por la noche sin los estores iluminamos demasiado el patio interior y eso precisamente es lo que queríamos evitar. Lo que más me costó de modificar los estores fue encontrar el día que estuviese animado para empezar a hacerlo. Un día que me ví con ganas, empecé a modificarlos y en muy poco tiempo ya lo tenía más o menos hecho, pero no pude hacerlo como lo había pensado en un principio y tengo que añadirle unas cintas para poder colgarlos. Esa es la última cosa que tengo que ponerle para poder usarlo lo antes posible. Creo que en pocos días ya podremos tenerlos instalados y así podremos ver la televisión con la luz encendida sin molestar al resto de los vecinos. Colocar los estores es simplemente el primer paso para acondicionar el piso de mi amigo que ha dejado que el paso del tiempo fuese deteriorando y ahora nos toca intentar arreglarlo en todo lo que podamos. Lo que más le hace falta al piso es una buena mano de pintura, casi solo con eso ya parecería otro piso diferente. Pero arreglar una ventana que tiene rota considero que es lo que hay que arreglar primero, ya que por ahí entra frío y suciedad que hay que limpiar cada poco tiempo. A ver si puedo convencerle rápido para que cambie el cristal de la ventana, porque además de frío y suciedad también entra el olor de las comidas que hacen en otros pisos y eso no es que sea demasiado agradable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *